OTROS PRINCIPIOS FUNDAMENTALES

PRESENCIA, VOLUNTAD Y NO JUZGAR

Los principios sistémicos descritos arriba dirigen y guían las constelaciones. Estos principios adiciones son el equivalente a “principios de actitud” porque influenciaran de manera importante la permanencia del efecto de la constelación en cada uno.

Presencia: Sin estar en el momento presente no hay cambio real que pueda suceder, podríamos perder el cambio que se nos presenta delante. No podemos cambiar el pasado, y el futuro es desconocido, por lo que el único cambio real que puede tener lugar es el que ocurre durante el momento presente.

Voluntad: Nadie sabe de antemano que va a aparecer en una constelación. En ocasiones hay secretos en el sistema familiar que afectan a nuestro presente o algunas circunstancias difíciles que vienen de generaciones pasadas. La persona debe tener la voluntad de aceptar lo que la constelación muestre, porque con esa voluntad se camina en dirección de la aceptación, y mediante la aceptación estamos admitiendo el momento presente y colocándonos en posición de sanar y llevar a cabo un cambio de verdad.

No juzgar: Es tan fundamental como los otros principios. Todos somos producto del sistema al que pertenecemos y hace falta valor y deseo de mejora y encontrar respuestas para enfrentarse a lo desconocido. En una constelación, no hay juicio de valor sobre lo que aparece. Los participantes saben que todos venimos del mismo lugar: somos miembros de un sistema familiar que es imperfecto, como todo en la vida. Los grupos normalmente crean vínculos y crecen personalmente durante un taller de constelaciones, ya que trabajan para el beneficio del resto de miembros del grupo y comparten el aprendizaje juntos.

La grandeza de una persona es lo que le hace igual al resto. Bert Hellinger

PRINCIPIOS SISTÉMICOS BÁSICOS

Pertenencia, Orden, Equilibrio en el dar y el recibir

Hay tres principios sistémicos básicos en las constelaciones: pertenencia, orden y equilibrio entre el dar y el recibir. Estos principios son los “ordenes de amor” descubiertos por Hellinger en sus observaciones mientras desarrollaba la técnica de la constelación.  Aunque estos principios se refieren a las constelaciones, se trata de una terapia sistémica por lo que sigue la misma lógica que la Teoria de Sistemas. El fundador de la Teoria de Sistemas, Ludwig von Bertalanffy, indicó que un sistema es la suma de sus partes y que los sistemas están abiertos e interactuan con sus respectivos medios/entornos. Así mismo, indicó que es la organización del sistema - sus conexiones- lo que configura un sistema, y al mismo tiempo, el propio sistema es independiente de sus partes. Los sistemas, por si mismos buscan el equilibrio y un problema en una parte desequilibra los diferentes elementos del sistema. Cuando se introduce un cambio, afecta al sistema entero, por lo que todas las partes se ven afectadas, ya que unas dependen de otras.

Pertenencia

Todos formamos parte de un sistema mayor, al que se denomina “sistema familiar”, y nuestra necesidad profunda de pertenencia es lo que nos vincula con las otras partes del sistema. Algunos ejemplos que suelen aparecer en las constelaciones son los niños que están deseando hacer cualquier cosa por recibir amor de su padre/madre (amor ciego), o el hecho de que una enfermedad, o cualquier otra dificultad, puede manifestarse como resultado de que se haya excluido a alguien del sistema al que pertenece. Nadie puede ser excluido de un sistema al que pertenece y la ruptura de este principio básico del sistema tendrá consecuencias en el propio sistema y lo debilitará. Esto se debe fundamentalmente a que el “flujo de amor” se interrumpe, ya que las conexiones que surgen de los vínculos y pertenencia al sistema son una fuente de fuerza. Cuando todas las partes se incluyen, la energía y el amor pueden fluir con naturalidad. En resumen, el sistema familiar en su totalidad, así como cada individuo incluido en el mismo, se ve afectado por los miembros que permancenen sin ser reconocidos, excluidos o perdidos.

 

El alma familiar solo se mueve en una dirección, y esta es la de devolver la unidad a lo que ha sido separado. - Bert Hellinger

Orden

Cualquier persona nacida en un sistema familiar pertenece a este sistema, no importa que haya tenido una vida muy corta, este aún vivo o haya fallecido hace tiempo. Los antepasados también pertenecen al sistema y tienen un papel verdaderamente importante en nuestra sanación. Este fue uno de los mayores aprendizajes de Hellinger durante el tiempo que pasó con la tribu Zulu de Sudafrica. Observó como los Zulu incluían a sus ancestros en los rituales de sanacion, lo que es muy diferente de la práctica en el mundo occidental, aún hoy. El principio sistémico del orden significa que cada individuo tiene un lugar específico en la organización del sistema y que el sistema funciona mejor si se respeta el orden correcto. Los padres cuidan a los hijos, por lo que aparecen primero en el sistema, y sus padres respectivos les cuidaron a ellos a su vez, por lo que los abuelos aparecen antes en el sistema. También con los hijos, el primogénito toma el primer lugar, después el nacido en segundo lugar, y así sucesivamente. Los niños que fallecieron de pequeños o los abortos naturales también tienen su posición en el orden, aunque no estén fisicamente presentes.

 

  Cuando la familia ha sido devuelta a su orden natural, el individuo entonces puede dejarla atrás mientras siente la fuerza de su familia apoyandole. Únicamente cuando la conexión con su familia se reconoce, y el papel (orden) de la persona distribuye claramente, es cuando el individuo se siente sin carga y puede seguir con sus asuntos personales sin nada en el pasado que le pese o le retenga. -Bert Hellinger

Equilibrio en el dar y el recibir

Sin excepción, cualquier sistema funciona mejor cuando cada una de las partes asume su papel o función. Un sistema familiar es lo mismo y la existencia de un equilibrio en el dar y el recibir asegura que los miembros del sistema están comodos y el amor puede fluir con naturalidad. El equilibrio se desarrolla en el tiempo a través de intercambios en los que se da y se recibe. Algunos ejemplos serían un niño capaz de tomar (recibir) de sus padres o reconocer a alguien en el sistema y lo que ha dado al resto. Este principio sistémico se rompe cuando el equilibrio entre dar y recibir no se respeta, o está muy desequilibrado. La vuelta al equilibrio y la justicia en un sistema familiar llega cuando se reconoce el derecho a miembros que habían sido excluidos a pertenecer a la misma; o reconociendo a aquellos que murieron jovenes o tuvieron un destino difícil; o también reconociendo los traumas habidos dentro de la familia, y a la víctima y responsable de los mismos. La vuelta al equilibrio y/o el reconocimiento de desequilibrios aporta un nuevo orden e igualdad al sistema, por lo que el amor puede de nuevo fluir de modo natural y continuo.

 

Estos tres principios sistémicos guian cualquier constelación y ofrecen las claves del origen del dolor, problema o dificultad que se vive. El restablecimiento del orden natural, el sentido de pertenencia y el equilibrio entre dar y recibir, abre la puerta a nuevas opciones, maneras de vivir y nuevas “imagenes” más acordes para la vida de cada uno.

Es tu propio sistema que te las respuestas y te sana

EL CAMPO

Un biologo, Rubert Sheldreake, descubrio algo llamado “campo morfico”, siendo este un campo en cuanto a forma, estructura, tendencia y orden (no queda claro en espanyol). Se trataria del mismo tipo de campo que organiza cristales, moleculas, o bandadas de pajaros en el cielo (ya que no chocan unos con otros). Del mismo modo que en la Teoria de Sistemas, los campos morficos reconocen una jerarquia y un orden dentro del sistema. El campo esta compuesto de diferentes partes pero estan unidas en un todo. El aspecto singular de este tipo de campo es que contiene informacion y memoria, no energia. Tampoco esta limitado en el espacio o en el tiempo, motivo por el que no pierde intensidad desde el momento de su creacion. El campo morfico es la base de nuestra actividad mental asi como nuestra percepcion. El campo morfico de cada uno no se limita unicamente a nuestras cabezas, sino que se extiende fuera de nuestra mente, a nuestra atencion e intenciones.

El “punto cero de un campo” es un descubrimiento de la fisica cuantica. En la fisica clasica un campo es el area de influenca en el que dos o mas puntos estan conectados por una fuerza, como la gravedad o el electromagnetismo. En el mundo de las particulas cuanticas, sin embargo, los campos se crean por el intercambio de energia. Este “punto cero de un campo” implica que todas nuestras acciones y pensamientos pueden sentirse y oirse en cualquier lugar y que, a causa de esto, cada uno de nosotros debe verse como algo mas que unicamente una entidad limitada que no afecta a nada externo. Se trata de un cambio de paradigma sobre como nosotros y nuestros pensamientos afectamos a todo lo que nos rodea. Las particulas interaccionan e intercambian energia, y es mediante este intercambio energetico que el “punto cero de un campo” se crea. El fisico estadounidense Hal Puthoff propuso que el “punto cero de un campo” seria como un universo de sombras, una memoria universal que almacenaria todo lo que ha ocurrido a lo largo del tiempo (creo que cuando citas a autores igual se podria poner un link, quedaria mas solido). Esto supondria que entre cada uno de nosotros y el resto del espacio habria conexiones invisibles.

La existencia de este campo ofrece una explicacion acerca de por que alguien puede saber lo que estas pensando desde otro lugar. Tambien da a los cientificos una explicacion sobre las teorias de la vida despues de la muerte. Las teorias cuanticas de Bohr, Heisenber, entre otros, indican que: 1. Todos los elementos existentes estan conectados; 2. Nada tiene significado por si mismo sino que es parte de un red de relaciones dinamica; 3. La realidad se puede cambiar y algo como la intencion humana puede hacerlo.

El campo puede entenderse como “el alma familiar”, el “inconsciente familiar” o un “campo de energia espiritual”. Tal y como esta descrito arriba, hay una base cientifica que explica la existencia de este campo y una constelacion traduce el lenguaje del campo en algo con significado concreto con proposito de sanacion.

 

El campo es lo que contiene tanto la informacion como los elementos que abren la solucion. Tiene memoria, como cualquier campo mofico (este parrafo no tiene sentido ya que repite campo) por lo que cuando traumas o problemas han tenido lugar, permanecen en el sistema y lo afectaran mas tarde. El campo quiere traer conciencia al alma familiar, y la sanacion y correction del campo solo trae beneficios a la persona. Un facilitador es alquien que ha aprendido como guiar y leer los signos para poder interpretar el mensaje, pero es en el propio campo donde esta la respuesta. Un participante que desempenye un papel esta dando forma al campo y mostrando visialmente la relacion entre las diferentes partes del mismo. La verdadera belleza de las constelaciones es el propio campo ya que es donde todo ocurrio y donde todo ocurrira.

 

ALGUNOS PIENSAN QUE ESTÁN BUSCANDO LA VERDAD DE SU PROPIA ALMA, PERO EL ALMA SUPERIOR ESTA PENSANDO Y BUSCANDO A TRAVÉS DE ELLOS. 

Bert Hellinger

©2017 BY ORIGINS. PROUDLY CREATED WITH WIX.COM